Siete adolescentes británicos han sido detenidos por los hackeos de Lapsus$ a las principales empresas tecnológicas

Nadie podía creer que el grupo de piratas informáticos Lapsus$, del que se confirmó recientemente que había robado importantes códigos fuente de Microsoft, pudiera estar relacionado con un grupo de adolescentes británicos. Aunque eso es lo que se presume en este momento, ya que se acaban de realizar siete detenciones por algunos de los ciberataques más intensos y de mayor alcance de los últimos años.

¿Uno de los presuntos líderes del grupo de hackers? Un joven autista de 16 años de Oxford, Reino Unido.

Según informes de la BBC, el chico, que se hace llamar “White” o “Breachbase” en Internet, había sido “doxxed” (su información personal publicada) en un sitio de piratería informática tras un supuesto conflicto de intereses con socios comerciales.

Al parecer, el chico había estado nadando en 300 bitcoin (13 millones de dólares/ 10,6 millones de libras) de dinero de extorsión mientras la preocupación de su padre empezaba a crecer. La familia había intentado mantenerlo alejado de su PC, pero con poco éxito.

“Vamos a intentar que no entre en los ordenadores”, dijo el padre del chico a la BBC, sin saber el problema en el que se había metido su hijo. “Nunca había oído hablar de nada de esto hasta hace poco. Nunca ha hablado de ningún hackeo, pero es muy bueno con los ordenadores y pasa mucho tiempo con ellos. Siempre pensé que estaba jugando”.

Los adolescentes detenidos por la policía de la ciudad de Londres, con edades comprendidas entre los 16 y los 21 años, pertenecen supuestamente al mismo grupo que no sólo ha liberado 190 GB de datos sensibles de Samsung, sino que también ha amenazado al gigante tecnológico Nvidia con la publicación de un bypass de limitación de la tasa de hash para sus GPU, después de que el ataque inicial de ransomware del grupo fuera objeto de represalias. Recientemente fue Microsoft quien informó de que había sido hackeado por el grupo.

Actualmente los adolescentes han sido puestos en libertad bajo investigación, y la policía de la ciudad de Londres señala que “nuestras investigaciones siguen en curso”.

Latest articles

Related articles

Leave a reply

Please enter your comment!
Please enter your name here